UBICA TU SUCURSAL

Examen de la vista


MÁS DE 250 SUCURSALES CON PRESENCIA EN 24 ESTADOS DE LA REPÚBLICA MEXICANA.

UBICA TU SUCURSAL

Un examen de la vista es un procedimiento que consiste en la exploración de los ojos, este examen es indoloro y es realizado por especialistas de la salud visual. El objetivo de la prueba de vista es detectar alguna anomalía o realizar el diagnostico de algún padecimiento o problema que afecte la visión.

Durante el examen visual se revisan las diferentes partes de ambos ojos de la persona y se hace especial énfasis en la retina, ya que es una de las áreas más susceptibles de padecer alguna patología. En caso de que el especialista detecte alguna anomalía es probable que haga un examen de la vista con dilatación de pupilas, esto le permitirá observar si se ha producido algún daño en el nervio óptico, sobre todo en personas que tienen glaucoma.

La prueba de la vista es la mejor opción para prevenir y detectar de manera temprana cualquier enfermedad que puede dañar la visión. Es muy importante realizarse esta prueba periódicamente ya que es prácticamente la única forma de diagnosticar enfermedades importantes.

¿Cómo se realiza el examen de la vista?

Una prueba de vista se compone principalmente de cuatro pruebas, las cuales son:

  • Prueba de agudeza visual: es quizá la más conocida ya que se trata de la tabla típica donde se muestran letras en diferentes tamaños, el objetivo es medir la vista a diferentes distancias. Suele utilizarse la tabla de Snellen o una tarjeta estandariza que se coloca a seis metro de distancia, en caso de que la distancia sea menor se coloca una tabla especial.
  • Prueba de tonometría: tiene como fin medir la presión de los ojos y se usa para detectar el glaucoma. Para realizarla se descarga un pequeño soplo de aire en el ojo y se aplica una punta sensible a la presión contra el ojo o unas gotas para adormecer el ojo.
  • Prueba con dilatación de pupilas: básicamente se dilatan las pupilas con unas gotas para poder mirar a través de una lente de aumento que permita examinar su retina y detectar alguna señal de daño o problema específico del ojo. Una de la reacciones de este examen es que la vista permanezca borrosa por algunas horas después de realizado.
  • Prueba de campo visual: este examen está diseñado para medir la visión lateral o periférica de la vista., también se le conoce como campimetría. Para realizarla la persona enfoca uno o los dos ojos en un punto fijo e indica cuánto puede percibir, con ello el especialista podrá delimitar si su campo visual es normal o restringido.
  • Todas estas pruebas tienen una corta duración y son indoloras, el único efecto que pueden tener es el que provoca las gotas para dilatar las pupilas, el cual desaparecerá en el transcurso del día.

    Realizarse un examen de la vista es muy importante para prevenir padecimientos de la vista, entre las patologías más comunes que se pueden detectar con un examen visual son:

  • Astigmatismo: es un padecimiento común de los ojos que provoca que el ojo no pueda enfocar de manera clara, ocurre cuando la parte de encima de la córnea no está totalmente redonda y tiene una forma ovalada.
  • Miopía: esta afectación consiste en ver correctamente los objetos cercanos pero los que se encuentran a larga distancia se ven borrosos y suele producirse cuando el globo del ojo es muy largo.
  • Hipermetropía: esta patología consiste en ver bien objetos a distancia, pero ver borrosos los que están cerca y se presenta cuando el globo del ojo es muy corto para lograr que los rayos de luz se enfoquen en la retina.
  • Prueba de vista

    ¿Cada cuándo realizar un examen visual?

    Ahora que ya conoces la importancia de realizar un examen de la vista, es momento de compartir cada cuánto tiempo es recomendable realizar un examen visual. Lo primero que debes saber es que esto dependerá e diversos factores como: edad, antecedentes familiares de enfermedades de la vista y estado de salud.

    Sin embargo, los especialistas recomiendan que un examen se practique de acuerdo a los siguientes niveles:

  • Niños y adolescentes: el primer examen se recomienda que lo realice el pediatra a los tres meses, después se recomienda realizar una prueba por un oftalmólogo durante el primero, tercero y quinto año de vida. Si durante estas pruebas no se detecta nada entonces se recomienda realizar revisiones en caso de riesgo como enfermedades como diabetes o si los padres detectan que sus hijos tienen problemas de visión. En la mayoría de las ocasiones son los profesores los que pueden emitir una señal de alerta al percatarse que algo no anda bien.
  • Adultos: la recomendación es hacer pruebas anuales, sobre todo si se utilizan lentes o si se tienen antecedentes familiares de enfermedades visuales. De lo contrario la prueba se puede hacer cada dos o cuatro años, a mayor edad se deberá aumentar la frecuencia de las revisiones y en caso de detectar algún malestar se debe acudir de inmediato.
  • En Especialistas Ópticos realizamos exámenes de la vista para prevenir enfermedades de la visión, acude a una de nuestras sucursales y uno de nuestros especialistas te ayudará a detectar cualquier padecimiento visual.


    CONTÁCTANOS A TRAVÉS

    DE NUESTRAS REDES SOCIALES



    LLÁMANOS SIN COSTO AL 01 800 707 1414

    O RELLENA EL SIGUIENTE FORMULARIO PARA HACERNOS LLEGAR TUS COMENTARIOS